imagen_2022-04-02_221659.png

Conócenos

Las Comunidades Eclesiales de Base (CEB) son un modelo eclesial que nace por la fuerza del Espíritu Santo en el contexto renovador del Concilio Vaticano II.

Las CEB surgen como respuesta a la necesidad de vivir con mayor coherencia el seguimiento de Jesucristo, formando pequeñas comunidades de personas que se reúnen a meditar la Palabra de Dios, comparten y celebran su fe, juntos buscan caminos para transformar la realidad social desde la perspectiva del Reino.

Los orígenes

imagen_2022-04-02_222348.png

Las CEB son un nuevo modelo y al mismo tiempo un proceso antiguo. Sus orígenes se remontan al nacimiento mismo de la Iglesia.

Jesús encargó su Iglesia a Pedro (Mt 16,18), conforme fue creciendo la Iglesia fue necesario descentralizar la autoridad hacia los obispos, presbíteros y diáconos (Hechos 6,1-6).

Los apóstoles, con un espíritu misionero, impulsaron un modelo de Iglesia de estilo comunitario donde la autoridad es parte de ella y está a su servicio. La primitiva Iglesia nos narra los anhelos de las primeras comunidades cristianas en Hechos 2,42-47; 4,32-35.

Las CEB quieren rescatar el modelo de la iglesia primitiva, creado y dinamizado por el Espíritu. Por eso las CEB viven su fe desde la construcción de la comunidad como estilo prioritario y esencial de hacer Iglesia, desde la vida y desde el compromiso con los pobres y marginados por los que optó Jesús.

imagen_2022-04-02_224807.png

Las CEB integran tres realidades antropológicas inherentes a la persona humana: lo humano, la fe y lo social de manera integral.

Si quieres saber más descarga nuestro documento de identidad